Para muestra basta un CV

Curriculum Vitae by Nick Youngson CC BY-SA 3.0 Alpha Stock Images

por Leticia Lizondo

Según el Diccionario de la Lengua Española, curriculum vitae significa literalmente “carrera de la vida” y refiere a la “relación de los títulos, honores, cargos, trabajos realizados, datos biográficos, etc., que califican a una persona”.

Más conocido como CV, se trata de nuestra tarjeta de presentación laboral y/o académica, y la herramienta clave que permite comunicar puntualmente qué sabemos (PRESENTE) y qué hicimos (PASADO), pero también tiene el potencial para expresar qué podemos hacer (FUTURO). Por esta razón, el cv no debe pensarse para conseguir trabajo, sino para que quieran saber más sobre nosotros, en persona, porque ahí es donde se multiplican nuestras posibilidades.
Como todos sabemos, la comunicación interpersonal tiene una riqueza de elementos que permite construir un concepto más amplio de lo que puede lograr la palabra escrita: comunicación gestual, tono de voz, postura corporal, contacto visual, diálogo espontáneo.
Por lo tanto, el objetivo debe ser pasar a esta etapa. El cv es el primer paso y representa una oportunidad única para causar LA primera impresión.

Para lograr una entrevista personal, no sólo importa el contenido de nuestro cv sino también la forma en que lo comunicamos y distribuimos, que no es ni más ni menos que el primer paso de nuestra presentación.
Sin embargo, a veces se comete el error de subestimar la dedicación y cuidado que requiere este paso fundamental, que puede determinar tener o no la oportunidad que buscamos.

Respecto al contenido, existen infinidad de distintos formatos que pueden usarse para organizar la información de nuestro cv. Aunque suele usarse siempre el mismo, es conveniente tener en cuenta que cada situación requerirá una versión diferente, porque la misma “receta” no funciona igual en todos los casos, sino según varios factores:

  • el perfil de empleador: sería útil investigar quién es, recorrer su sitio web, leer su misión y objetivos, ver su presencia en Internet y en las redes sociales. Por ejemplo, si se trata de una empresa especializada en TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) sería conveniente hacer énfasis en nuestras capacidades y habilidades relacionadas con esto; si se trata de un empleador relacionado a la parte comercial y de ventas, podemos incluir sólo antecedentes vinculados,
  • la vacante laboral específica a la que nos postulamos: de acuerdo al perfil que se busca podemos seleccionar cuáles antecedentes y habilidades incluir o resaltar,
  • el puesto laboral que buscamos: incluir en el mail de presentación y/o cv un párrafo breve pero contundente en el que detallemos nuestro objetivo laboral o lo que podemos ofrecer.

La extensión del cv siempre genera dudas, ¿es más valioso un cv de 10 páginas o de 1 página?, ¿es conveniente incluir todos los cursos de capacitación y todos los antecedentes laborales? Hay que tener en cuenta que ante una vacante laboral ofrecida, los empleadores suelen recibir una cuantiosa cantidad de cv y necesitan determinar rápidamente si un candidato reviste interés o no para el puesto.
Estos tips pueden ser útiles:

  • es conveniente que el cv tenga dos páginas como máximo,
  • incluir capacitaciones, formación y antecedentes de los últimos dos o tres años,
  • si el cv es más extenso, la parte más interesante deberá estar en la(s) primera(s) página(s),
  • no incluir capacitaciones y formación de muy vieja data, que hayan perdido vigencia o no tenga sentido especificarlos actualmente, por ejemplo curso de operador de pc,
  • indicar datos completos de contacto, incluyendo una dirección de correo electrónico cuyo nombre de usuario, en lo posible, sea o incluya nuestro nombre y apellido; evitar nombres más íntimos o muy informales (lamejordetodas1@hotmail.com, cucurucho@gmail.com, pepedeamerica@yahoo.com.ar),
  • revisar cuidadosamente la ortografía y sintaxis de lo que escribimos.

Es conveniente también buscar un elemento diferenciador como incluir un párrafo hablando sobre nosotros mismos, nuestros objetivos laborales y ambiciones de mejorar nuestras capacidades y habilidades. Esto expresa que sabemos quiénes somos y qué podemos hacer.

Como mencionamos antes, la forma en que comunicamos y distribuimos nuestro cv también forma parte de nuestra presentación:

NOSI
enviar un mail vacío (sin texto ni asunto) adjuntando sólo el archivo del cvindicar brevemente en el asunto del mail el motivo de nuestra comunicación y en el cuerpo del mismo, saludar y explayarnos un poco más indicando nuestra intención, agradeciendo la atención y oportunidad.
usar un nombre inadecuado para el archivo del cv (Documento sin título.pdf, cv.pdf, curriculum.doc)usar un nombre para el archivo del cv que incluya nuestro nombre, apellido y año en curso
enviar el cv a cualquier dirección de correo electrónico que podamos conseguiraveriguar una dirección de correo electrónico del sector de Recursos Humanos del empleador o buscar en el sitio web un formulario donde adjuntar el cv

Y, por supuesto, no podemos dejar de lado el potencial de las redes sociales, especialmente aquellas pensadas para la búsqueda laboral como LinkedIn. En ella podemos ser más extensos en la información que deseamos incluir sobre nosotros y, por ejemplo, distribuir una versión breve de nuestro cv e incluir en el mismo un enlace a nuestro perfil completo en la misma. A futuro en Atria Consultora escribiremos más en detalle sobre esta interesante red social y todo lo que puede ofrecernos.

¿Habías pensado en todas estas cuestiones antes de preparar o enviar tu cv?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: