La alfabetización académica en los centros de estudios superiores: Estados Unidos, Australia y Argentina

La alfabetización académica en los centros de estudios superiores: Estados Unidos, Australia y Argentina

por Melisa Fuentes Kren

 

La alfabetización académica cuenta con un gran poder explicativo en lo que respecta a las dificultades en la lecto-escritura que encontramos en muchos estudiantes del nivel educativo superior.

Dado que la alfabetización, en términos generales, no constituye un proceso básico con un principio y un fin, del mismo modo es necesario para estos alumnos seguir capacitándose de forma continua en lo que respecta a leer y escribir, y enfrentar los desafíos que esto implica.

Un gran número de universidades consideran que ayudar a los estudiantes a ingresar en las culturas disciplinares y profesionales constituye un eje fundamental en su formación académica. Tal es el caso, por ejemplo, de Estados Unidos y Australia.

 

La alfabetización académica en las universidades de Estados Unidos

En las universidades norteamericanas, como la Universidad de Princeton, diversas acciones han sido emprendidas para promover la alfabetización académica.

Cada universidad cuenta con un Programa de Escritura que incluye materias obligatorias en la enseñanza de la escritura académica; cursos optativos, en distintos niveles, y con distintas orientaciones y temáticas; tutorías; materiales de orientación para alumnos y docentes, entre otras opciones. Además, cuentan con la colaboración de especialistas en la planificación de sus currículos.

 

La alfabetización académica en las universidades australianas

En el caso de Australia, y tal como sucede en la Universidad Estatal de Western Australia, la promoción de la lectura, la escritura y la metodología del trabajo intelectual se encuentran también en el centro de la enseñanza universitaria. Esta tarea atañe a toda su comunidad, que se hace cargo de la alfabetización académica de los estudiantes entendiéndola como componente de cada asignatura.

A su vez, se forma a los docentes con estos fines, de modo que su labor no consista sólo en la transmisión de contenidos disciplinares sino que ellos también contribuyan con estrategias de aprendizaje de modos de lectura y escritura efectivos, y con el rediseño de los currículos para concretar la integración de dichas estrategias. Cabe destacar además, que la alfabetización académica de los estudiantes universitarios es promovida incluso desde las políticas gubernamentales.

 

La alfabetización académica en las universidades argentinas

Si bien un gran número de universidades consideran a la alfabetización académica como una de sus funciones prioritarias, en el caso de Argentina el panorama aún no se presenta muy favorable respecto a este tipo de acciones. Existe una tendencia a desentenderse de la enseñanza de la lecto-escritura luego de la educación básica obligatoria, a concebirla como independiente de los procesos de enseñanza-aprendizaje propios de cada disciplina.

Así, en las universidades argentinas no se reconoce el uso del potencial epistémico de la escritura, y no se considera a la alfabetización académica como un eje transversal en el diseño curricular de las distintas carreras terciarias y universitarias; por lo tanto no se cree necesario enseñar los modos específicos de leer, escribir y estudiar en este ámbito, a pesar de que las competencias que demanda no suelen adquirirse de manera espontánea.

Algunas iniciativas han comenzado a ganar terreno en los centros de estudios argentinos, pero se trata mayormente de propuestas aisladas que dependen de voluntades individuales y carecen de apoyo institucional al no ser asumidas como prioridad desde las unidades académicas, por lo que no cuentan con los recursos necesarios para llevarse a cabo.

 

Propuestas superadoras

La bibliotecaria documentalista Karina Presta [1] destaca la importancia de contar con unas condiciones favorables en este aspecto, cuando manifiesta que al tratarse del espacio propio de la formación académica y de la producción científica, las universidades deben asumir su responsabilidad respecto al sostenimiento de políticas de información que contemplen la alfabetización académica permanente de su comunidad.

Finalmente, cabe mencionar que la autora destaca la importancia de contar con la participación activa de los actores de dicha comunidad, de modo que se encuentren asegurados los recursos, incluyendo los financieros, humanos y tecnológicos, necesarios para concretar todo proyecto de alfabetización permanente.

Presta, K. (20-?). La alfabetización informacional y la alfabetización académica: confluencia de competencias necesarias para el aprendizaje continuo en la sociedad de la información desde las bibliotecas universitarias. La Plata, Argentina: Universidad Nacional de La Plata.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: